Estamos metidos en una revolución automovilística, casi tan parecida como cuando los motores pasaron de ser de vapor a combustión, en este caso se ha diversificado mucho el combustible, existiendo ya vehículos de mucho tipo de combustible y otra duda muy grande será cómo será la citapreviaitv para la revisión del vehículo.

Sabemos que tanto la gasolina como el diésel desaparecerá en unos años por lo tanto tenemos que ir viendo que es lo que nos depara el futuro y que combustible será el más acertado para nuestro vehículo

¿Por qué tipo de coche me decanto?

Con el aviso de que dentro de unos años los vehículos que vayan a gasolina o diésel no podrán circular por las carreteras ha generado un sinfín de dudas y la primera de todas es que coche me compro ahora mismo, porque esa restricción aun tardara a venir y el mercado se ha llenado de vehículos que funcionan con diferentes combustibles.

  • Gasolina: Como todavía tenemos la restricción de los motores a combustión lejos, puedo comprarme un coche de segunda mano de gasolina y esperar unos años a ver qué pasa.
  • Diésel: Igual que con el de gasolina, como el tema de no poder circular por las carreteras con un coche que funcione con gasoil todavía está lejos, pues me compro unos de segunda mano y dejo pasar unos años a ver cómo va actuando el mercado.
  • Gas licuado del petróleo (GLP): Su contaminación baja mucho respecto a los motores de combustión, tiene etiqueta verde, pero no deja de ser un derivado del petróleo y tiene sus dudas.
  • Gas natural comprimido: Si queremos terminar con la contaminación el gas natural es un paso, pero no el definitivo, por lo tanto es un combustible que se prevé que no evolucione.
  • Híbridos: Tienen dos motores uno de gasolina y otro eléctrico, que funcionan a la vez y por lo tanto se reduce mucho el consumo y la contaminación pero no deja de ser un parche, porque con la restricción también serán prohibidos.
  • Híbridos enchufables: Aquí solo tenemos una pequeña ventaja con un híbrido normal, y es que sí que podemos ir con el motor eléctrico con una contaminación “cero”, pero la autonomía ronda los 50 kilómetros, sirve para ir a trabajar, pero no para hacer un pequeño viaje.
  • Eléctricos: Parece que sea la mejor solución, pero todavía están muy verdes, autonomías reducidas y precios muy elevados, si a eso sumamos que la infraestructura para repostar está muy verde y encima muy lento, por lo que mucha gente está esperando a ver como evoluciona todo.

¿Cómo será pasar una ITV dentro de diez años?

Bueno pues con todo el mix de vehículos que has visto que existen hoy en día, es difícil saber cómo se pasaran las ITV dentro de diez años, por lo menos sabemos que todos los coches tienen en común las partes mecánicas, de frenos, suspensiones, etc. También estarán las luces, las ruedas, etc. Y poco más podemos atrevernos a deducir.

¿Realmente bajaremos la contaminación?

En principio así debe de ser, tenemos que parar la contaminación y el día en que ningún vehículo circule por las carreteras con motores de combustión es preciso que la contaminación baje a la carrera, otra cosa es que a nivel mundial podamos atajarlo rápidamente.

¿Qué futuro les depara a nuestros nietos?

Pues el futuro es bastante incierto, somos optimistas y pensamos que con todas las acciones anti polución que estamos tomando nuestros nietos todavía tengan aire puro para echarse en los pulmones.

En nuestra categoría de actualidad tienes más artículos similares.