Por suerte, cada vez hay más personas preocupadas por llevar una alimentación saludable, que se interesan por llevar unos hábitos alimenticios adecuados y beneficiosos para su salud. En consecuencia el consumo de frutas y verduras de ha incrementado en las dietas diarias de la población, en sustitución en muchas ocasiones de las carnes. Sin embargo, si hay algo que nos cuesta dejar de lado y sustituir por otros alimentos es el jamón y los embutidos ibéricos. Alimentos muy representativos de nuestra gastronomía, y que a la mayoría de nuestra población encanta.

Con todo, ¬Ņte has parado a pensar alguna vez hasta qu√© punto es sano comer ese jam√≥n y embutidos, que tanto nos gusta? Seguramente, tengas algunos conocimientos sobre este tema, pero queremos aprovechar este art√≠culo para hablarte y recomendarte detenidamente sobre c√≥mo de sano es comer embutido y jam√≥n, y c√≥mo deber√≠amos implantarlos en nuestras dietas para que esta sea totalmente equilibrada y sana.

¬ŅEs saludable comer embutido?

En nuestro pa√≠s, el embutido es un alimento bastante recurrente. Contamos con un mont√≥n de recetas, en las que el embutido es el protagonista o , al menos, actor secundario. Sin embargo, en los √ļltimos a√Īos, se han publicado varios estudios, que demuestran la relaci√≥n del consumo de este tipo de carnes rojas procesadas (salchichas, morcillas, chorizos‚Ķ) con los problemas de insuficiencia cardiaca. El embutido, como carne procesada, contiene altos contenidos en sodio, fosfatos, nitratos y dem√°s aditivos, que contribuyen a este tipo de problemas de salud; a diferencia de las carnes sin procesar, que est√°n libre de estos componentes.

comer embutido

Por ello, los expertos en nutrici√≥n y la misma OMS, aconsejan reducir el consumo de estos alimentos a una vez por semana. A√ļn as√≠, esto no quiere decir, que los m√°s radicales tengan que eliminar por completo la ingesta de embutido. Adem√°s, entendemos que por su estupendo sabor y por su relaci√≥n calidad-precio, se haga un poco dif√≠cil de llevar a cabo. De hecho existen embutidos que son m√°s sanos que otros. Si est√°s pensando en comerlos, te recomendamos que sea de ellos. Ente estos se encuentra el jam√≥n ib√©rico, el jam√≥n serrano y el lomo. Tambi√©n encontramos fiambres como la pechuga de pollo y de pavo.

El jamón ibérico es saludable

En consecuencia, podemos estar completamente tranquilos, ya que unos de nuestros alimentos favoritos, como es el jamón ibérico, cuenta con alta cantidad de grasas buenas, de las que ayudan a controlar los niveles de colesterol. Si te animas a comprar un jamón ibérico para celebrar esta buena noticia, puedes hacerlo en la tienda online de jamones, Jamón Puro Bellota.

No obstante, esto no quiere decir, que podamos atiborrarnos a jam√≥n siempre que queramos. Si bien es cierto, que el jam√≥n es una gran fuente de prote√≠nas de alto valor biol√≥gico, y que cuenta con vitaminas del grupo B as√≠ como minerales como el zinc y el hierro, tambi√©n depende mucho de c√≥mo lo tomemos y con qu√© lo acompa√Īemos para que sus se efectos sean o no completamente saludables. Debemos tener en cuenta, en el jam√≥n no todo son bondades, cuenta con un alto contenido en sal, por lo que aquellas personas que padezcan problemas de hipertensi√≥n deber√°n ser cuidadosos con su consumo.

el jamon es sano

A la hora de establecer el consumo m√°ximo de jam√≥n, lo mejor es guiarnos por las recomendaciones, limitando el consumo diario a 50 g al d√≠a, como mucho. Ten en cuenta, que una loncha de jam√≥n, suele pesar unos 30g. Para comerlo, lo mejor es que lo acompa√Īemos con otros alimentos ricos en fibra, como el pan integral o verduras. Por √ļltimo, las raciones semanales no deben pasar de 4. Es importante a√Īadir, que todas las bondades, que los nutricionistas destacan, hacen referencia al jam√≥n ib√©rico, que procede de cerdos alimentados con bellotas y por ello posee un alto contenido en √°cido oleico.

Consejos antes de comprar jamón ibérico

Si decides comprar este tipo de productos, como el jam√≥n ib√©rico envasado, te recomendamos que siempre revises y leas las etiquetas del paquete. Ya que hay marcas que pueden llegar a contener menos de un 50% de carne, siendo sustituida por un mont√≥n de productos a√Īadidos como az√ļcar, aromas o almidones.